El juego de la silla

juego de las sillas

El juego de la silla es el clásico juego que podemos jugar en familia, con amigos, o incluso con un grupo de desconocidos y pasarla super toda una tarde. No requiere mucha preparación ni ningún tipo de conocimiento previo y solo quizás que tus amigos y tú sepan bailar un poco, eso sí, algunas sillas vas a necesitar.

Hablando de sillas necesitarás no solo una buena cantidad de sillas, sino también que estas sean resistentes pues básicamente el juego consiste en sentarse o “tirarse” rápidamente sobre una silla cuando pare la música. Así que, si utilizas una sillita de estas, de las que parecen de cartón, podrán ocurrir dos cosas, o que se rompan las sillas o que al final del día existan uno o varios lesionados en el intento de sentarse y ganar el juego.

De manera general el juego consiste en un grupo de sillas puestas de forma circular y varios amigos dando vueltas alrededor de estas sillas al ritmo de la música. Las personas se detendrán cuando la música pare y el que se quede sin silla perderá. Para esto el número de sillas debe de ser menor que la cantidad de personas que estén jugando, y a medida que se avance en el juego, y el número de jugadores vaya disminuyendo, el número de sillas también lo hará. Quedando como ganador la persona que se logre sentar al final del juego en la última silla. Una persona se encargará de controlar la música. Esta persona no puede estar jugando.

 

Sillas necesarias en el juego

Volviendo a las sillas, las reglas del juego son sencillas, necesitas una cantidad de sillas igual a la cantidad de participantes en el juego, o bueno en realidad con un número menor de sillas se puede jugar, pero, ¿no irás a hacer una fiesta y dejar a los invitados parados eh? Ante todo, cortesía, qué no se diga. Creemos que en este punto ya hemos dejado claro que para hacer esta fiesta necesitas una cantidad de sillas respetable.

Música para tu juego

En segundo lugar, necesitas una grabadora, un reproductor de música, algo que se escuche bastante alto pues entre las risas del juego quizás el audio no se llegue a escuchar muy bien. Así que, si eres de los que utilizan solamente el móvil y los audífonos para escuchar música, esta vez necesitarás al menos comprar una de esas bocinillas de bluetooth que venden tanto, una que se escuche alto, aunque no tenga buena calidad de sonido. Tampoco es necesario exagerar, con algo que creas que se escuche bien puedes jugar al juego de la silla.

Ya que hablamos de audio y sonido no podemos olvidar la música, ¿qué música utilizar? Para esto tienes que tener en cuenta que en esta ocasión no tienes que satisfacer tus gustos musicales, ni a un grupo específico de tu público, tienes que buscar música divertida, alegre, incluso sin mucha letra, canciones poco profundas que trasmitan alegría, canciones de fiesta.

Estas canciones tienen que hacer que las personas se entretengan y se olviden las sillas, pues cuando menos se lo esperen, en ese momento es que se apagará música.

Cómo jugar el juego de la silla

A continuación, explicadas las reglas de manera más detallada en una serie de pasos para su mejor compresión y así lograr un juego más divertido y amigable donde compartas con tus amigos y familiares.

Paso1.

Ya dijimos, necesitarás la misma cantidad de sillas que de participantes, pero para el juego utilizarías una menos que esta cantidad.

Paso 2.

Una vez conectado el equipo de música, pones todas las sillas en un círculo, mirando hacia afuera, en una posición que las personas puedan sentarse de una forma muy rápida en ellas.

Paso 3.

A las personas que quieran jugar las pones igual en un círculo que rodee al formado por estas sillas.

Paso 4.

Mientras la música esté sonando las personas deben bailar alrededor de las sillas, pero no solo bailarán, si no que también se moverán alrededor de estás, por poner un sentido, a favor de las manecillas de reloj.

Paso 5.

Si la música se detiene las personas deben dejar de bailar y lo más rápido posible ocupar una de las sillas, la que tengan más cercana. Dicho esto, como el número de sillas será menor al número de personas, de manera obligatoria alguien se quedará parado, sin haber podido obtener una silla, en este caso se dice que esa o esas personas pierden y salen del juego.

Paso 6.

Para la próxima ronda se habrá retirado al menos una silla, teniendo en cuenta que el número de sillas siempre debe de ser menor que el número de personas que juegan para que el juego tenga un carácter competitivo y sea más divertido.

Paso 7.

El juego terminaría cuando solamente quede una silla y varias personas, en este caso solamente faltaría una ronda más, de donde saldría el campeón del juego, la persona que logre sentarse en esta última silla.

Paso. 8

Alguien que no esté en este círculo de jugadores será el encargado de poner y quitar la música. Este será como el juez del juego y decidirá cuando parar la música y además decidirá quien realmente logró sentarse en la silla. Esto último en las primeras rondas, pues a medida que vayan quedando menos personas el mismo público del juego puede juzgar y se hace menos imparcial que la persona que tenga el control de la música esté mirando el juego.

 

Jugando el juego de la silla.

Dicho todo esto y ya sabiendo las reglas y elementos necesario para tu juego, recordar que este puede jugarse también con los infantes de la casa pues como decíamos al inicio del post es un juego para toda la familia. De ser el caso y si solo juegan los pequeños de la casa y no participan adultos, las sillas a buscar serían sillas pequeñas, sillitas de niños, estas tratar igualmente de que sean lo más resistente posible y la música, buscar música infantil. Por suerte este último punto se hace sencillo pues toda la música infantil transmite felicidad y alegría.

Recalcar que este juego puede considerarse un juego de niños, pero es muy recomendado igual para jóvenes, siendo un juego, divertido, sano y que no envejece al pasar de los años.

 

 

 

 

Deja un comentario