Juegos de Canicas

divertidos juegos de canicas

¿Cuándo fue la última vez que jugaste con las canicas? ¿Cómo le dicen en tu país a estas bolitas?

Seguro este juego lo recuerdas como una parte de tu querida niñez y puedes pensar que en nuestros días es un juego obsoleto pues vamos, ¿Quién jugaría a las canicas con tantos teléfonos celulares, juguetes interesantes, el internet y las redes sociales? Quizás pienses que sea el fin de los juegos tradicionales.

Pues bien, a continuación, te mostraremos el juego clásico de las canicas y algunos añadidos para que desempolves colección o compres unas cuantas y puedas disfrutar nuevamente de tus años de infancia o alegrar la de tus hijos.

Canicas Clásicas

El juego clásico de las canicas es uno de los más divertidos. Las reglas pueden resultar un poco largas, pero bueno vamos a ponerlas lo más sencillas posibles para que rápidamente puedas salir a jugar.

Reglas y cómo jugar

  1. Dibuja un pequeño círculo en el terreno donde vas a jugar, lo mejor sería en tierra y con un poco de sombra. El círculo sería de un par de centímetros
  2. En este círculo pondrás muchas canicas, todas las que quepan, si juegan muchas personas, aumentas un poco el tamaño de esta circunferencia y así puedes poner más bolas en él.
  3. Cada jugador necesita al menos una canica para jugar y usarlas en el juego, así que ten en cuenta esto a la hora de poner una cantidad de canicas en el medio. Esta canica especial que poseerá cada jugador tiene en algunos países el nombre de “Tiro” y suele ser más bonita o diferente a las demás y es la que identifica al jugador.
  4. Para empezar a jugar, los jugadores se sitúan a par de metros del círculo, allí dibujan una línea, desde esta línea es que arrojarán las canicas, para brindar un poco de dificultad al juego.
  5. Entonces una vez todos en posición, el primero de los jugadores, arroja su canica a este círculo lleno de canicas, el objetivo de esto es sacar del círculo tantas canicas como sean posibles. Cada canica equivale a un punto. Es decir, por cada canica que el jugador logre sacar gana un punto.
  6. De esta manera van pasando los turnos y cada jugador tiene la oportunidad de sacar cuantas pueda.
  7. Cuando un jugador arroja la canica, en su próximo turno cuando tenga que arrojarla, no lo hará desde la línea dibujada anteriormente, si no desde la posición donde cayo “su tiro”, de esta manera se sigue aumentando la dificultad del juego.
  8. El juego termina cuando se hayan sacado todas las canicas del círculo y el ganador será el que más canicas haya logrado sacar.

 

Añadidos al juego clásico de las canicas.

 

Hasta aquí serían las reglas del juego clásico de las canicas, pero si has entrado a este post y has leído hasta aquí seguro no te basta con eso, así que vamos con más reglas que hacen de este juego más divertido, pero a la vez más serio y complicado, ya esto no es un simple juego, esta es la guerra.

 

La guerrita

 

Así se le llama en algunos países a este añadido al juego clásico. Y tiene bien puesto el nombre pues el juego pasa a un nuevo nivel.

 

  1. Las reglas son iguales a las que vimos antes, se mantiene el círculo, se mantiene la línea inicial de donde se empieza el juego, se mantienen los turnos y todo.
  2. Sin embargo, el objetivo del juego cambia drásticamente pues ahora no es prioridad sacar todas las canicas del círculo, si no, acabar con las canicas de tus rivales.
  3. Para esto cada jugador aparte de su “tiro” contará con un grupo de canicas, que vendrían siendo su pago. Para hacerlo justo cada jugador tendrá el mismo número de canicas extras y por poner un número serán cinco, sin contar el “tiro”.
  4. Entonces ahora si un jugador logra darle con su “tiro” a uno de los “tiros” de los adversarios estos tendrán que darle una de sus canicas extras de pago. También, aunque no logre darle al “tiro”, si cae a una distancia de una cuarta de mano, aproximadamente 10 centímetros del rival, deberá ofrecer también un pago.
  5. Cuando el jugador no tenga canicas extras para pagar tendrá que pagar con su tiro.
  6. Gana el último jugador en pie, cuando los demás se queden sin canicas.
  7. De esta manera pasa a segundo plano sacar las canicas, del círculo, pues estas solo servirán para agregar canicas extras a tu grupo de canicas, pero no es necesario sacarlas para ganar, pues podrías quedar expuesto en el intento y perder.
  8. Todo esto podría imaginarse como un combate entre diferentes ejércitos, siendo los reyes las canicas llamadas “tiros” y siendo el resto de las canicas los soldados.
  9. Pero el juego se torna más oscuro cuando se juega con apuestas. Pues en este caso cada canica sería de cada persona. Y si las pierden en el juego estarían perdiendo realmente las canicas. Al inicio las canicas puestas en el círculo sería un número acordado entre los jugadores, y sería el pago para poder jugar.
  10. Los jugadores pueden retirarse a mitad de juego si así lo desean. Pero no pueden estar ganado, solo aquellos que estén perdiendo pueden retirarse si antes del juego se concretó esta regla.

Mirándolo desde este punto de vista no se diferencia de otros juegos de apuestas como el póker, siendo igual de complejo tanto en estrategia como en técnica.

¿Concluyendo, puedo ya jugar a las canicas?

Claro, con estas reglas ya eres un experto y puedes jugar con tus amigos. Tanto texto y tantas reglas solo se ven consolidados en la práctica. Además, esta segunda modalidad presentada no tiene por qué centrarse en las apuestas y también puede jugarse de manera amistosa incluso entre niños, pues realmente es más divertida. Las canicas son un juego que no envejece, un juego que no necesita de muchos recursos y que puede ser jugado por muchos de diferentes edades, al aire libre y sin necesidad de nada extra. Un juego para la familia y los amigos, un juego para chicos y para grandes.

Deja un comentario